El Olimpia, dirigido por el uruguayo Gerardo Pelusso, perdió hoy por 2-1 contra el Sportivo Luqueño y ahora tendrá que dirimir el título del Torneo Apertura ante el Cerro Porteño en el derbi del fútbol paraguayo, el domingo próximo.

El Olimpia, campeón del Clausura 2011, dejó escapar la posibilidad de consagrarse campeón anticipado en la penúltima jornada, ya que dependía de un triunfo para alzarse con el título de Liga.

El equipo 'decano', tres veces campeón de la Copa Libertadores y que superó el año pasado un bajón deportivo de más de una década al conquistar el título del Clausura, se mantiene como líder único, con 47 puntos.

Sergio Vergara y Juan Abente anotaron para el Luqueño a los 13 y 55 minutos, respectivamente, mientras que Arnaldo Castorino descontó en el minuto 63, siete minutos después de haber ingresado al campo de juego.

En la otra cara de la moneda, el Cerro Porteño, comandado por el estratega uruguayo, Jorge Fossati, se impuso por 2-0 contra el Sol de América en un partido disputado en simultáneo al encuentro Luqueño-Olimpia.

Santiago Salcedo, a los 54, y Alejandro Da Silva, a los 85, anotaron para el equipo 'azulgrana'.

Los dirigidos por Fassati marchan ahora con 46 puntos y le pisan los talones a los 'olimpistas', con quienes protagonizarán el domingo el monumental derbi paraguayo, del que surgirá el nuevo campeón.

En otro partido destacado de esta tarde, el Libertad venció con comodidad por 2-4 al Independiente y logró mantenerse en la tercera casilla de la clasificación, con 41 puntos.

La jornada, en la que se disputaron los seis encuentros de la penúltima fecha del Apertura, acaparó toda la atención de la prensa, que en los últimos días se había ocupado casi exclusivamente del seguimiento de la crisis política generada tras la destitución del presidente Fernando Lugo y la asunción al poder su vicepresidente, Federico Franco, el 22 de junio pasado.