El holandés Maarten Tjallingii fue el único ciclista todavía en activo que no tomó la salida de la cuarta etapa del Tour de Francia, tras verse obligado a abandonar por una fractura en la pierna izquierda provocada la víspera.

El ciclista del Rabobank se cayó a unos 60 kilómetros de la llegada a Boulogne-sur-Mer y fue trasladado a un hospital holandés, donde fue mantenido en observación y se descartó su participación en el resto de la carrera.

Se trata del tercer abandono tras los de ayer del español del Movistar José Joaquín Rojas, que se fracturó la clavícula por tres sitios, y el del bielorruso del Sky Konstantsin Siutsou, con un problema en una pierna.