El Centro Europeo de Física de Partículas (CERN) anunció hoy el descubrimiento de una nueva partícula, que podría ser el buscado "bosón de Higgs", aunque todavía no puede confirmarlo con certeza científica.

Miles de científicos del CERN y otros laboratorios del mundo trabajan desde hace décadas en la búsqueda de esa partícula, que es la clave para entender mejor la formación del universo.