El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, señaló hoy que su Gobierno sondeará entre los miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) la posibilidad de declarar persona non grata al nuevo presidente de Paraguay, Federico Franco, y a los congresistas que destituyeron a su antecesor, Fernando Lugo.

Indicó que se abordará la posibilidad de declarar personas non gratas a los 39 congresistas "y al vicepresidente que asumió la Presidencia de ese régimen ilegítimo, para que esas personas sepan que en América Latina no son bienvenidos", dijo.

"Lo vamos a comentar con los gobiernos amigos para conocer cuál es su criterio", dijo Patiño a la prensa al ser consultado sobre si la posible declaración se planteará a nombre del Gobierno ecuatoriano o de Unasur.

Con la medida, añadió, se enviaría "un mensaje fuerte de que en América del Sur no vamos a seguir aceptando este tipo de quiebres al orden constitucional".

Las declaraciones de Patiño siguen a la difusión por parte del Gobierno de Paraguay de unos vídeos que supuestamente prueban la injerencia de Venezuela y Ecuador en el "juicio político" al que fue sometido Lugo por mal desempeño de sus funciones y que terminó con su destitución por el Senado.

Según la ministra de Defensa, María Liz García, los vídeos demuestran su denuncia de días pasados de que hubo una "arenga" del canciller venezolano, Nicolás Maduro, y del embajador ecuatoriano, Julio Prado, a los altos mandos militares del país para asegurar su lealtad al entonces presidente Lugo.

Patiño recordó que junto con otros cancilleres estuvo con Lugo en Paraguay, pero negó que hubiese mantenido algún tipo de reunión con militares paraguayos y apuntó que Prado también comunicó a la Cancillería que no tuvo esos encuentros.

"Si las cámaras de seguridad de la Presidencia captan que yo estoy incluso hablando por teléfono en la Presidencia, por supuesto que estoy ahí, no hay ninguna cosa que negar", comentó el canciller.

Lugo fue destituido por el Legislativo el pasado 22 de junio, mientras se encontraba en el país una misión de cancilleres de la Unasur, entre ellos Maduro y Patiño, que intentaron mediar para quev no fuera destituido.

García, que dio a entender que el material presentado ayer sería entregado a la Fiscalía, facilitó a la prensa un vídeo editado de un minuto y 50 segundos que identifica a los altos mandos y muestra entradas y salidas de éstos y Maduro por el interior del Palacio Presidencial.

También facilitó 9 grabaciones en bruto del circuito cerrado de la Presidencia, que suman unos 68 minutos, en los que se observa el trasiego de Maduro, Prado, otros cancilleres de la Unasur, los altos mandos y varias personas más, pero no se ve reunión alguna del venezolano con los militares, ni se distinguen conversaciones en las pocas piezas con audio.

Cuatro de esos jefes militares fueron relevados por Franco el 27 de junio.

El comandante de la Fuerza Aérea, Miguel Christ, que permaneció en el puesto, compareció el lunes ante la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados de Paraguay y explicó el contenido de la reunión con Maduro, según diputados citados ayer por el diario ABC Color de ese país.

Según esta versión, Christ confirmó que los diplomáticos extranjeros intentaron presionar a los altos mandos militares para que firmaran un comunicado de reconocimiento de Lugo como presidente.

Respecto a rumores sobre la posibilidad de que Paraguay expulse a los agregados militares de Venezuela y Ecuador, Patiño dijo que "puede hacerlo", aunque "no hay ninguna justificación".

"Cada país tiene el derecho para tomar decisiones de esa naturaleza, pero ellos saben que si lo hacen estarían actuando sobre la base de una información absolutamente falsa. Nunca asistimos a ninguna reunión con los militares en la Presidencia ni fuera de la Presidencia", reiteró Patiño.