La medida gubernamental que obliga a los principales bancos a otorgar un determinado volumen de préstamos a las empresas difícilmente bastará para incrementar las inversiones e impulsar la desacelerada economía argentina, sostuvieron analistas el jueves.

Los 20 principales bancos de Argentina serán obligados a conceder préstamos a empresas en un contexto de retroceso de la inversión y de desaceleración económica, producto en parte de la crisis mundial. El Banco Central tiene previsto dar a conocer oficialmente en las próximas horas los términos de la medida que fue adelantada la víspera por la presidenta Cristina Fernández.

"Vamos a decir que los principales veinte bancos con clasificación A puedan también y tengan la obligación de prestar para inversiones para la producción en bienes y servicios y que hagan mucha publicidad", dijo Fernández en un acto oficial. La mandataria también criticó a los bancos privados por "prestar mucho menos (a los empresarios) y más al consumo".

Fausto Spotorno, de la consultora Orlando J. Ferreres y Asociados, dijo a The Associated Press que para incrementar las inversiones es necesario "mejorar la perspectiva de negocios en el país, para lo cual primeramente hay que combatir la inflación del 25%". "Tengo dudas de que sea una medida alentadora... es una suerte de subsidio costeado por los bancos ...descapitaliza a las entidades".

"La inflación desalienta el ahorro y la inversión a largo plazo, porque es difícil estimar el valor de los proyectos, si ganas o pierdes", subrayó Spotorno. El analista también se preguntó qué garantías van a exigir a quienes tomen los préstamos.

Según lo que informaron medios de prensa de datos adelantados por el gobierno y el Banco Central, el monto crediticio total será equivalente por lo menos al 5% de los depósitos del sector privado que tiene cada institución, con una tasa de interés fija que no podrá superar el 15% nominal anual y a plazos no menores a tres años. El 50% de los créditos deberá ser destinado a pequeñas y medianas empresas (Pymes).

Ramiro Castiñeira, de la consultora Econométrica, dijo a la AP que esta medida por sí sola no basta para impulsar la actividad económica. Es necesario reducir la inflación y "volver a tener variables económicas estables, ya que eso es lo que da expectativas a futuro, disminuye la tasa de interés y fomenta la inversión", señaló.

La obligación para los bancos "ayuda pero no va a tener la suficiente fuerza para revertir la tendencia de la desaceleración económica; estamos hablando de 15.000 millones de pesos (3.300 millones de dólares que se volcarían en préstamos) en un año. No es una cantidad que cambia la historia del crédito en Argentina", dijo Castiñeria.

El analista puntualizó que la magnitud de préstamos obligatorios "no afecta al núcleo del negocio bancario, ya que los bancos ya están prestando ese volumen" y no supone un perjuicio patrimonial para las entidades financieras, como señalan otros expertos. "Esto sería bueno si ayuda a canalizar el crédito para las pymes", agregó.

Según Castiñeria, para mejorar las inversiones se requiere "volver a tener superávit fiscal, superávit externo y un saldo energético positivo". Además el peso argentino debería devaluarse para no sufrir un "atraso cambiario respecto al dólar".

El economista destacó que el crecimiento en promedio en 2011 fue de 7%, mientras que en el primer trimestre de 2012 fue de en torno al 4% en términos interanuales y "en el segundo trimestre va a ser cercano a cero".

En tanto, la inversión bruta en términos reales cayó 9% entre enero y mayo, según señaló Spotorno.

Alberto Ramos, de Goldman Sachs, dijo por su parte que la tasa de interés en la que se realizarán los préstamos es "altamente negativa en términos reales al ser significativamente más baja que la inflación actual del 24%-25%".

"La naturaleza de la medida contribuirá a erosionar aún más el deseo de inversión", dijo Ramos en un análisis al que tuvo acceso la AP.

De acuerdo con el artículo 3 de la nueva carta que desde marzo regula el funcionamiento del Banco Central, la entidad podrá "regular la cantidad de dinero y las tasas de interés y regular y orientar el crédito".

____

En esta nota colaboró el corresponsal de AP en Santiago de Chile Luis Andrés Henao