Los precios de las acciones cerraron en alza el martes en la Bolsa de Valores de Nueva York, en una jornada abreviada debido al feriado del Día de la Independencia de Estados Unidos, luego que el gobierno estadounidense informó que aumentaron en mayo los pedidos a fábricas.

Las acciones de las empresas energéticas subieron debido al alza en los precios del petróleo, como secuela del conflicto con Irán.

Al principio de la jornada las acciones oscilaron pero subieron cuando el gobierno informó que los pedidos a fábricas subieron en mayo. Subieron las acciones de empresas que dependen de la manufactura como Caterpillar, Alcoa y Boeing.

El reporte surgió a pesar de que el lunes un grupo especializado informó que la actividad manufacturera estadounidense se contrajo en junio por primera vez desde julio del 2009.

El precio del petróleo subió más de 4% luego que Irán amenazó con cerrar una importante ruta petrolera en el Golfo Pérsico. El domingo, los países europeos acordaron imponer restricciones a la compra de petróleo iraní en un intento por obligar a Irán a revelar más información sobre su programa nuclear.

El precio del petróleo crudo subió 3,92 dólares por barril a 87,67 dólares. El temor a un desabastecimiento hizo subir las acciones de las empresas energéticas en 2%, más que cualquier otro sector en el Standard & Poor's 500. Exxon Mobil y Chevron subieron ambos más de 1%.

El índice Dow Jones cerró con alza de 72,43 unidades para ubicarse en 12.943,82, mientras el Standard & Poor's 500 cerró con alza de 8,51 para quedar en 1.374,02 y el tecnológico Nasdaq subió 24,85 unidades para quedar en 2.976,08.

Brian Jacobsen, analista de Wells Fargo Fund Management, invertía en compañías de energía, no sólo de petróleo sino también de gas natural. Su cálculo es que a medida que el precio del petróleo suba, las compañías explorarán el gas natural como alternativa.

"Nos guste o no, dependemos de una amplia gama de fuentes de energía", comentó Jacobsen.

Las acciones de Ford y General Motors subieron luego que tanto ellas como otras compañías automotrices reportaron un aumento de sus ventas en junio. Sin embargo, el total de ventas de vehículos resultó ser ligeramente menor a lo que esperaban los analistas según un sondeo de FactSet.

Los pedidos a fábricas aumentaron en 0,7% de abril a mayo, informó el Departamento de Comercio. Bienes duraderos como máquinas y computadoras aumentaron en 2,1% comparado con lo que se estimaba, el 1,6%.

"No se esperaba gran cosa, pero la cifra logró superar la poca expectativa que había", expresó Patrick O'Keefe, director de investigaciones económicas de J.H. Cohn.

O'Keefe agregó que sigue esperando que la economía estadounidense se recupere, pero que ello no ha ocurrido aún. "Hay crecimiento económico tal como habíamos vaticinado, pero es un crecimiento débil y errático".

En general los inversionistas están a la expectativa del reporte del gobierno estadounidense sobre el desempleo de junio, que será difundido el viernes, y de los reportes de ganancias del segundo trimestre, que empiezan a divulgarse la semana entrante.

El volumen de transacciones fue leve. El mercado cerró tres horas temprano, a las 1900 GMT y muchos corredores de bolsa ya se habían ido por ser mañana el feriado del Día de la Independencia de Estados Unidos.

Los mercados europeos estaban relativamente tranquilos, aunque un portavoz del gobierno griego advirtió que pronto emitirían un reporte "alarmante" sobre su crisis económica a fin de conseguir mejores condiciones para su paquete de rescate financiero.

El primer ministro de Eslovaquia declaró que su país estaba renuente a dar más dinero a los vecinos que gastaban demasiado. Chipre inició negociaciones con la Unión Eiropea y el Fondo Monetario Internacional para poder rescatar a sus bancos.

El Banco Central Europeo anunciará esta semana si reducirá sus tasas de interés, lo que impulsaría a los mercados pero al mismo tiempo revelaría que la economía de la UE sigue estando débil.

Subieron los mercados de Francia, Gran Bretaña, Alemania, España y Grecia.