Un fuerte sismo sacudió el martes gran parte de Nueva Zelanda, sin que haya reportes inmediatos sobre víctimas o daños.

En la capital, Wellington, las casas se estremecieron durante el temblor que duró unos 20 segundos.

El Centro Geológico de Estados Unidos informó que el movimiento telúrico tuvo una magnitud de 6,2 con el epicentro localizado a unos 105 kilómetros (65 millas) al sur de la ciudad de New Plymouth en la Isla Norte de Nueva Zelanda.

El temblor ocurrió a una profundidad considerable de 236 kilómetros (147 millas) que por lo general disminuye el riesgo de daños.

Según medios de comunicación, el sismo fue percibido en una amplia extensión de las islas Norte y Sur.

Nueva Zelanda se encuentra en una zona sísmica. En febrero de 2011, un terremoto en la ciudad de Christchurch causó la muerte de 185 personas y destruyó una gran parte de la zona céntrica.