Agentes de policía, bajo la dirección de un juez instructor, llevaron a cabo hoy registros del domicilio del ex presidente francés Nicolas Sarkozy, y de sus despachos profesionales en París, en el marco de la investigación por la presunta financiación ilegal de su campaña en 2007.

"Le Monde" reveló que fue el juez Jean-Michel Gentil, que se encarga del caso de la multimillonaria heredera de L'Oréal, Lilliane Bettencourt, quien estuvo al frente de estos registros en el palacete de la mujer de Sarkozy, Carla Bruni, y en los despachos del anterior jefe del Estado, que desde el pasado 16 de junio ya no dispone de inmunidad presidencial.

Sarkozy está investigado en esta causa por supuestamente haber recibido 150.000 euros para su campaña en 2007, cuando salió elegido presidente, a través de su entonces tesorero, Éric Woerth, recordó el vespertino.