La máxima autoridad electoral anunció el martes que abrirán paquetes electorales hasta con un tercio de los votos emitidos durante los comicios presidenciales del domingo debido a algunas inconsistencias registradas en las actas.

El consejero electoral Alfredo Figueroa informó en rueda de prensa que entre 45.000 y 50.000 paquetes de votos podrían ser reabiertos a partir del miércoles, luego de que se detectaran algunas inconsistencias como errores en la captura de información de las actas o que la diferencia entre el primero y segundo lugar en alguna casilla haya sido menor a un punto porcentual.

"Estamos hablando en términos generales de un tercio de la elección presidencial", dijo Figueroa. "Hoy, a diferencia de otros procesos electorales, es que si hay una sola inconsistencia en el acta... será resuelta por el Instituto Federal Electoral con absoluta transparencia, de cara a la ciudadanía".

La autoridad electoral instaló más de 143.000 casillas en todo el país durante la jornada del domingo, que según los resultados preliminares persiguen como ganador de los comicios presidenciales a Enrique Peña Nieto, candidato del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Sin embargo, el candidato del izquierdista Partido de la Revolución Democrática, Andrés Manuel López Obrador, anunció que ha pedido el recuento de la totalidad de los paquetes, luego de que detectaron inconsistencias en la mayoría de las actas.

"Es una vergüenza nacional esta elección por la manera en que actuaron", dijo López Obrador. "De lo que no queda duda es que no hubo una elección limpia y libre".

El coordinador de campaña de López Obrador, Ricardo Monreal, informó que detectaron irregularidades en 113.855 casillas (cada una es equivalente a un paquete electoral), por ejemplo el no coincidir el número de boletas recibidas con las extraídas de las urnas.

"Es una vergüenza nacional esta elección por la manera en que actuaron", dijo López Obrador.

Un centenar de personas se reunieron a fuera de la casa de campaña y gritaron consignas a favor de López Obrador para protestar los resultados de la elección del domingo.

Un conteo preliminar puso en segundo lugar, con una diferencia de unos seis puntos porcentuales, al candidato del izquierdista Partido de la Revolución Democrática, Andrés Manuel López Obrador, quien la víspera anunció que planea impugnar los resultados por considerar que hubo diversas irregularidades.

En el 2006, cuando compitió por primera vez a la presidencia y quedó en segundo lugar por escaso 0,56%, López Obrador argumentó que fue víctima de un fraude y había pedido un recuento de los votos. En ese momento, sin embargo, sólo se recontaron poco más de 2.000 paquetes.

Una reforma electoral de 2007 estableció que deben recontarse los votos en aquellas casillas con inconsistencias en las actas y cuando el resultado dé una diferencia de un punto porcentual o menos entre el primero y segundo lugar.