El español Marc Márquez (Suter), que este fin de semana disputará el octavo gran premio de la temporada en el circuito alemán de Sachsenring, reconoció que una victoria siempre es positiva -la logró en Holanda-, si bien "hay que mantener la calma y seguir trabajando".

"El circuito de Sachsenring es un poco peculiar, especialmente la primera parte, pero tengo muy buenos recuerdos de él pues el año pasado me fue bien", asegura Márquez en el comunicado de prensa del equipo.

En cuanto al circuito en sí, Marc Márquez comentó que la primera parte es muy lenta y "necesitas buscar una buena puesta a punto que no comprometa toda la parte rápida, que también tiene frenadas más fuertes, y que es donde realmente se hacen los tiempos", explicó.