La vigente campeona de Wimbledon, la checa Petra Kvitova, se despidió hoy del torneo londinense después de ser derrotada por la estadounidense Serena Williams en una jornada marcada por las suspensiones y las interrupciones en el All England Club.

Kvitova, de 22 años, y vencedora en Londres el pasado curso, fue superada por la menor de las Williams, cuatro veces campeona en Wimbledon (2002, 2003, 2009 y 2010) por 6-3 y 7-5 en una hora y 24 minutos.

La checa, cuarta cabeza de serie en la ronda británica, era la jugadora a batir en el cuadro femenino, sin embargo, la propia Kvitova aseguró en la rueda de prensa posterior al encuentro que "nunca" se sintió "la principal favorita".

"El circuito femenino está muy abierto ahora mismo, así que nunca me sentí la gran favorita. Tampoco tuve más presión de la cuenta", explicó Kvitova.

A sus 22 años, la checa afrontaba su quinto Wimbledon en una temporada en al que ha alcanzado las semifinales tanto en Australia como en Roland Garros.

Su verdugo hoy, Serena Williams, cabeza de serie número seis, le dominó en el primer set y doblegó su resistencia en la segunda manga para plantarse por octava vez en una semifinal de Wimbledon.

La estadounidense se medirá en el penúltimo encuentro del campeonato con la bielorrusa Victoria Azarenka, que superó hoy a la sorprendente austríaca Tamira Paszek por 6-3 y 7-6 en una hora y 49 minutos.

En un encuentro muy disputado, la segunda cabeza de serie, la bielorrusa Victoria Azarenka, tuvo que sacar a relucir su mejor tenis ante una Paszek que ha sido la revelación del torneo, donde eliminó a rivales de entidad como la danesa Caroline Wozniacki o la italiana Roberta Vinci.

La bielorrusa, de 23 años, vigente campeona del Abierto de Australia, mejora así el resultado obtenido en Roland Garros, donde fue eliminada en cuarta ronda, e iguala su mejor clasificación en Wimbledon.

En el duelo germano de la jornada, Angelique Kerber derrotó a su compatriota Sabine Lisicki por 6-3, 6-7(7) y 7-5 en dos horas y treinta minutos y alcanzó las semifinales del Grand Slam británico.

Kerber derrumbó en el primer set la resistencia de Lisicki, que requirió atención médica por molestias en una falange, si bien dejó escapar una segunda manga en la que se igualaron las fuerzas entre ambas tenistas.

Tras desaprovechar tres bolas de partido, dos en el último juego del segundo set y otra en el desempate, Kerber logró imponerse en la tercera y definitiva manga ante una Lisicki que en ningún momento dio su brazo a torcer.

Tras superar los cuartos de final, Kerber, que no había pasado de la tercera ronda en sus cuatro participaciones anteriores en Wimbledon, se verá las caras en el penúltimo choque del torneo con la polaca Agnieszka Radwanska, que hoy derrotó a la rusa Maria Kirilenko por 7-5, 4-6 y 7-5 en dos horas y 50 minutos.

La número tres en el ránking mundial de la WTA se deshizo, no sin problemas, de la rusa Kirilenko, décimo novena del mundo, y alcanzó sus primeras semifinales en un Grand Slam.

Después de la eliminación de la vigente campeona del torneo, la bielorrusa Victoria Azarenka y la polaca Radwanska, cabezas de serie número dos y tres respectivamente, pasan a ser aún más favoritas en una competición que ninguna de las dos ha levantado aún.