El enviado especial para Siria, Kofi Annan, comparecerá ante el Consejo de Seguridad de la ONU la próxima semana para informar sobre las reacciones al plan de transición propuesto por el Grupo de Acción, anunció hoy el embajador de Colombia ante la ONU, Néstor Osorio.

Osorio, que ocupa este julio la presidencia rotatoria del máximo órgano de decisión de Naciones Unidas, aseguró que trabaja en estos momentos para que Annan se desplace a Nueva York para esa comparecencia, para la que no hay una fecha fijada todavía aunque previsiblemente se produzca el 11 de julio.

"Todavía estamos digiriendo hoy las conclusiones del Grupo de Acción, y hay que ver lo que se logra sobre el terreno", dijo el colombiano, para quien el informe de Annan podrá arrojar luz a los próximos pasos que debe dar el Consejo en un momento en que se debe decidir el futuro de los observadores desplegados en Siria.

En caso de que el enviado especial no pueda desplazarse a la sede central de la ONU, hablará con los quince a través de videoconferencia, como ha hecho en otras ocasiones.

Los miembros del Consejo de Seguridad esperan recibir a finales de esta semana un informe del secretario general, Ban Ki-moon, sobre la situación en el país y con recomendaciones importantes de cara a definir el futuro de la Misión de Observación de Naciones Unidas en Siria (UNSMIS), compuesta por militares desarmados y civiles.

"Esperamos un informe consistente y completo", dijo Osorio, al tiempo que señaló que el Consejo espera conocer también la opinión del jefe de los "cascos azules", el francés Hervé Ladsous, y del jefe de la misión, el general noruego Robert Mood, para decidir qué hacer con los observadores, ya que su mandato cumple el 20 de julio.

Dos días antes, Colombia ha fijado la fecha para la posible aprobación de una resolución sobre el futuro de los militares, que, podrían pasar a llevar a cabo una misión más reducida o incluso a salir del país por completo, si la violencia continúa y los planes de la comunidad internacional no surten efecto.

"No hay nada sobre la mesa en estos momentos", dijo Osorio, quien aseguró que en Nueva York se lleva a cabo en estos momentos "una negociación política" sobre la necesidad o no de una resolución, algo que espera que se aclare "esta semana o la que viene".

El general Mood suspendió el 16 de junio las operaciones de los observadores ante el incremento de la violencia armada en Siria, una medida respaldada por el Consejo y que, en la opinión de Osorio, se debería mantener por el momento.

"Yo no pondría hoy por hoy la misión de vuelta a las calles, porque cada día la violencia continúa y permanecen los riesgos que motivaron la suspensión de los observadores", explicó el diplomático colombiano.

"Siria y todo lo relacionado con el conflicto sirio está en lo alto de nuestra agenda", subrayó Osorio, quien ya ocupó la presidencia del Consejo de Seguridad en abril de 2011 y cuyo país dejará el órgano a finales de año, un puesto que prevé ocupar el próximo bienio Argentina.

El Consejo de Seguridad verá este julio, además de Siria, temas como el conflicto en Oriente Medio, la situación entre Sudán y Sudán del Sur, Costa de Marfil o Irak, entre otros, mientras que la ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, presidirá el 12 de julio un debate sobre el mantenimiento de la paz tras el fin de los conflictos.