La alemana Angelique Kerber, octava cabeza serie en Wimbledon, superó hoy a su compatriota Sabine Lisicki, decimoquinta, por 6-3, 6-7(7) y 7-5, en dos horas y 30 minutos, para convertirse en la segunda jugadora con plaza en las semifinales del torneo.

Kerber derrumbó en el primer set la resistencia de Lisicki, que requirió atención médica por molestias en una falange, si bien dejó escapar una segunda manga en la que se igualaron las fuerzas entre ambas tenistas.

Tras desaprovechar tres bolas de partido, dos en el último juego del segundo set y otra en el desempate, Kerber logró imponerse en la tercera y definitiva manga ante una Lisicki que en ningún momento dio su brazo a torcer.

Tras superar los cuartos de final, Kerber, que no había pasado de la tercera ronda en sus cuatro participaciones anteriores en Wimbledon, se verá las caras en el penúltimo choque del torneo con la ganadora del duelo entre la polaca Agnieszka Radwanska, tercera favorita, y la rusa Maria Kirilenko, decimoséptima, que se disputa esta tarde en la central del All England Court.

Poco después de plantarse en los cuartos de final de Roland Garros, Kerber, de 24 años, iguala en Londres su mejor resultado hasta ahora en un Grand Slam, al alcanzar unas semifinales a las que ya llegó en el último Abierto de Estados Unidos.

Kerber, que nunca había perdido contra Lisicki, cumplió con las estadísticas y la batió por quinta vez, poco después de superarla, este mismo año, en la superficie rápida de Doha.

Esta tarde, la estadounidense Serena Williams fue la primera jugadora en pasar a semifinales en el All England Club, tras derrotar a la actual campeona sobre la hierba de Londres y cuarta favorita este año, la checa Petra Kvitova.