El astro del cine de acción Jackie Chan estará esta semana en Mianmar en una misión de tres días para ayudar a combatir el tráfico de niños en esta nación del sureste de Asia.

UNICEF anunció el martes que en su papel como embajador de buena voluntad, Chan, originario de Hong Kong, visitará los proyectos de la agencia para niños traficados bajo cuidado especial por trauma y angustia. También se reunirá con funcionarios del Ministerio de Bienestar Social y miembros de la Fuerza Anti-Tráfico de la Policía de Mianmar en Mandalay, la segunda ciudad más grande del país.

Según el reporte anual sobre tráfico humano del Departamento de Estado estadounidense, miles de niños en Mianmar son obligados a servir en el ejército nacional y en grupos militares étnicos. Sin embargo, la semana pasada Mianmar firmó un acuerdo con las Naciones Unidas para prohibir el reclutamiento de niños soldados y desmovilizar a aquéllos que ya están sirviendo.