Irlanda, una de las naciones europeas que ha recibido un rescate financiero internacional, subastará deuda esta semana por primera vez en casi dos años, dijeron el martes funcionarios de la Tesorería, en una prueba que esperan facilitará el regreso de la nación el próximo año a una búsqueda normal de financiamiento.

John Corrigan, director ejecutivo de la Tesorería, señaló que la venta planeada para el jueves de 500 millones de euros en certificados a tres meses "marca un importante primer paso en nuestro reingreso por etapas a los mercados de capital".

La medida ampliamente esperada viene después de recientes compras fuertes de bonos irlandeses en el mercado secundario — donde bonos emitidos con anterioridad son negociados abiertamente — en respuesta al acuerdo de la semana pasada de la Unión Europea sobre el manejo de las deudas en la eurozona, integrada por 17 naciones.

El rendimiento, o tasa de interés, sobre los bonos irlandeses a 10 años cayó el martes debajo de 6,25% por primera vez desde octubre de 2010, y los rendimientos sobre emisiones más cortas descendieron aún más a casi 5%, el límite superior para que Irlanda reanude la solicitud de préstamos a tasas accesibles.

Irlanda dejó de subastar bonos en septiembre de 2010 después de que una venta de sus bonos a ocho años requirió pagar rendimientos de 6%. La nación, golpeada por los costos cada vez más altos de un programa de rescate bancario, se vio obligada dos meses después a negociar su propio acuerdo de préstamo con funcionarios europeos y del Fondo Monetario Internacional.

Aquel fondo de rescate de 67.500 millones de euros (86.000 millones de dólares) se agotará al final de 2013. Para entonces, Irlanda estará vendiendo nuevamente sus bonos o, al igual que Grecia, se verá forzada a negociar un segundo rescate de UE-FMI.