Dos chimpancés adultos que atacaron brutalmente a un estudiante de Estados Unidos en un santuario para primates en Sudáfrica sólo estaban defendiendo su territorio y se les permitirá seguir vivos, dijo el martes el investigador principal del gobierno.

El conservacionista Dries Pienaar afirmó que el ataque del jueves se originó en un error humano.

Sin embargo, uno de los gerentes del santuario, Eugene Cussons, dijo que no quería culpar a Andrew F. Oberle de haberse metido entre dos vallas de seguridad para recoger una roca que los chimpancés tenían la costumbre de arrojar a los turistas.

Hasta el lunes por la noche, Oberle se encontraba hospitalizado en estado crítico y en un coma inducido. El martes, los médicos se negaron a describir su condición, alegando que la familia del estudiante acababa de llegar de Estados Unidos y solicitó respeto a su privacidad.

Pienaar dijo a The Associated Press que los chimpancés le arrancaron un testículo a Oberle y algunos dedos, ademas de vapulearle la cabeza. Esto fue "una sorpresa para mí. No lo podía creer porque conozco a los chimpancés personalmente", agregó.

Dijo que no encontró ninguna negligencia por parte del Instituto Jane Goodall Chimpanzee Eden SA, en el este de Sudáfrica.

"Lo único que pasó es que Andrew cruzó una barrera pequeña y se acercó a la cerca eléctrica", dijo. "Todos sabemos que los chimpancés son mansos, pero no debió haber hecho eso. El es un investigador y se supone que debe interpretar el lenguaje corporal" de los primates, agregó.

Oberle guiaba un grupo de turistas en ese momento. Los visitantes estaban a unos 10 metros (33 pies) de la segunda valla, como exigen las normas de seguridad. Después de que Oberle cruzó la primera barrera, los chimpancés lo arrastraron por debajo de la cerca eléctrica y lo llevaron hasta una zona a la vista pública donde continuaron atacándolo, dijo Cussons.

Cussons dijo que le complace que Pienaar haya concluido que los chimpancés sólo estaban defendiendo su territorio y que por lo tanto no serán sacrificados.

Oberle es un estudiante de posgrado en Antropología y conducta de primates de la Universidad de Texas en San Antonio. Era su segundo viaje de estudios en el instituto sudafricano, que recibe chimpancés huérfanos y víctimas de abusos.

___

En internet:

Foto de Nikki en el cibersitio del Instituto:

http://www.janegoodall.co.za/images/Nikki_Photo_David_Devo_Oosthuizen_All_Rights_Reserved.jpg

___

Emoke Bebiak, periodista de The Associated Press en Johannesburgo, colaboró para este despacho.