Una avioneta de matrícula colombiana cargada de cocaína se estrelló el martes en la región oriental de Honduras, informó la policía.

"El bimotor se precipitó a tierra esta madrugada al huir de aviones y helicópteros de Honduras que la perseguían, y se incendió tras chocar con dos árboles a la orilla de un riachuelo", dijo en rueda de prensa el portavoz de la Secretaría de Seguridad, comisionado Héctor Iván Mejía.

Mejía dijo a Associated Press que "un piloto murió y otro resultó gravemente herido y está hospitalizado". La policía había dicho previamente que los dos pilotos murieron.

Entre los restos de la avioneta se hallaron unos 20 fardos conteniendo más de 600 kilos de cocaína.

"La mayoría de la droga quedó reducida a cenizas, y estimamos que la avioneta transportaba más droga, que se quemó", indicó Mejía.

Informó que la operación la dirigieron miembros de la Agencia Antidrogras (DEA) de Estados Unidos, que detectaron la nave desde que salió de Colombia e ingresó al territorio de Honduras.

Mejía precisó que los dos pilotos son brasileños e identificó al herido como Jorge Luis Herrera Bueno, de 44 años.

"Desconocemos por ahora si la avioneta se estrelló por falta de combustible o desperfectos mecánicos", subrayó. "Pero eso lo investigamos".

Mejía dijo que en la operación de búsqueda de los restos participaron agentes de la DEA.

La nave sobrevoló el este de Honduras cerca de la frontera con Nicaragua antes de caer en las cercanías de Los Lirios, unos 350 kilómetros al este de Tegucigalpa.

En el 2011 la policía decomisó más de 22 toneladas de cocaína y tres pequeños narcosubmarinos procedentes de Colombia. También destruyó unas 21 pistas clandestinas en diferentes lugares como parte de la intensa lucha que libra el país para combatir la creciente narcoactividad.

Según el gobierno, anualmente pasan por el territorio hondureña más de 100 toneladas de cocaína procedentes de Colombia y con destino a Estados Unidos.