Las autoridades guatemaltecas redoblaron la vigilancia en la frontera con México para impedir que ingrese la gripe aviar que afecta al vecino país del norte y que ha causado la muerte de unas 870.000 aves, informó hoy una fuente oficial.

Un acuerdo emitido por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) señala que Guatemala declaró medidas de precaución en la frontera con México por la aparición del virus de influenza aviar en ese país.

Las autoridades mantienen una comunicación con la Organización Internacional de Sanidad Animal (Oirsa) y realizarán diagnósticos de laboratorios ante cualquier sospecha, señala la información oficial.

Guatemala, asegura el MAGA, está libre de gripe aviar por lo que las medidas adoptadas buscan impedir que el virus ingrese al país centroamericano, donde la población de aves supera los 55,27 millones.

El gobierno de México activó ayer un plan de emergencia para prevenir el contagio, controlar y erradicar el virus de influenza aviar, que ha provocado la muerte de unas 870.000 aves y ha infectado una cantidad similar en ese país, según la Secretaría (ministerio) de Agricultura.

El plan prevé la inmunización para proteger y evitar la diseminación de la enfermedad; la cuarentena y el aislamiento; el sacrificio de las aves enfermas o expuestas a la influenza aviar, así como su eliminación.