El expresidente de Estados Unidos George W. Bush se encuentra esta semana en Zambia para ayudar a renovar un centro de salud, dentro de un proyecto respaldado por su fundación para combatir el cáncer de útero en África.

Equipado con gorra, camiseta y tejanos, el exmandatario estadounidense y su mujer, Laura Bush, cogieron brocha y pincel para ayudar a pintar el centro de salud de Kabwe, al norte de la capital de Zambia, Lusaka, según las imágenes difundidas por el Centro Presidencial George W. Bush.

La renovación permitirá que el centro diagnostique y trate el cáncer de útero, mediante un proyecto conjunto entre la fundación del expresidente, una iniciativa del Gobierno federal de EE.UU. y el programa de la ONU contra el SIDA.

"No es aceptable salvar la vida de mujeres del VIH y el SIDA, y verlas morir por cáncer de útero", alegó el que fue presidente republicano entre 2001 y 2009 hace unos meses, cuando presentó la campaña.