Los bancos de España en problemas podrían recibir dentro de unas semanas su parte del fondo europeo de rescate dado que las conversaciones sobre los términos de los préstamos avanzan rápidamente, informó el martes el ministro de Economía, Luis de Guindos.

España accederá a una suma de hasta 100.000 millones de euros (126.000 millones de dólares) en préstamos del fondo de rescate de los 17 países de la eurozona para sus bancos, muchos de los cuales fueron afectados por la explosión de una burbuja en el sector inmobiliario y se quedaron con miles de millones en créditos impagos e inmuebles embargados.

No obstante, los términos, incluyendo los montos y las tasas de interés, son todavía negociados. Serán anunciados el 9 de julio durante un encuentro de los ministros de finanzas de la región del euro.

El gobierno español recibirá el dinero del rescate y lo distribuirá gradualmente a los bancos, y estos se atendrán a condiciones diferentes en función de su situación financiera, dijo De Guindos en un desayuno con dirigentes de empresas y de medios de comunicación.

El ministro indicó que el préstamo total, cuyo pago será en última instancia responsabilidad del gobierno, tendrá tasas de interés favorables y un programa de reembolso.

Por otro lado, De Guindos abordó con cautela los datos de la economía española anunciados el martes: el número de desempleados disminuyó sustancialmente en junio debido a una amplia contratación por la concurrida temporada del turismo en el verano boreal.

El ministerio del Trabajo informó el martes que el número de personas que recibió prestaciones de desempleo bajó en casi 99.000 a 4,6 millones. Se trata del tercer mes consecutivo en que baja la cifra de desempleo.

El ministerio dijo en un comunicado que esa disminución es la más pronunciada en un mes de junio del que se tenga registro.

De Guindos dijo que era "bueno" el número y agregó: "Esperemos que se consolide".

La tasa de desempleo se divulga por separado, y por cortes trimestrales. El anterior informe trimestral de desempleo registró un 24,4% a fines de marzo, siendo el de mayor nivel entre las 17 naciones en la zona del euro.