Herman Cain, exprecandidato del Partido Republicano a la Presidencia de EE.UU., lanzará este miércoles, coincidiendo con el Día de la Independencia nacional, un canal de televisión por internet que se define como "realmente estadounidense".

Cain, que abandonó en diciembre las elecciones primarias republicanas por un supuesto escándalo sexual, funda ahora el canal Cain TV, porque considera que los dos grandes partidos del país y los medios de comunicación tratan de "estúpidos" a los ciudadanos, según explicó el político en el vídeo promocional de la cadena.

Cain TV difundirá por internet varios programas y promete "un nuevo tipo de entretenimiento", basado en la opinión, la sátira política, documentales y programación infantil.

Los programas serán críticos con la Administración del demócrata Barack Obama y tienen apariencia técnica de bajo presupuesto, según transciende del avance de programación.

Los líos de faldas apartaron de la campaña a este empresario de pizzas, que encontró su filón al presentarse como alguien ajeno al mundo político y para quien algunas encuestas llegaron a vaticinar su triunfo en las primarias republicanas.

Los planes de Cain en el mundo mediático no acaban en la televisión: la radio conservadora WSB anunció en junio que el exaspirante republicano sustituirá a su presentador estrella, Neal Boortz.