El general de la Policía colombiana retirado Mauricio Santoyo, exjefe de seguridad del expresidente colombiano Álvaro Uribe (2002-2010), se entregó hoy a la Dirección Antidrogas Estadounidense (DEA) en Colombia, para responder ante la justicia de EE.UU. sobre sus supuestos nexos con el narcotráfico.

Según medios locales, Samtoyo está ya camino de Virginia (EE.UU.), donde un tribunal le acusa de conspiración para el tráfico de estupefacientes, merced a un acuerdo logrado por su abogado, Richard Díaz.

Fuentes policiales consultadas por Efe prefirieron no confirmar ni desmentir la salida de Santoyo del país y remitieron a una rueda de prensa que dará en las próximas horas el director de la Policía Nacional, José Roberto León Riaño.

Al policía retirado se le acusa de haber aceptado sobornos de la red de sicarios de la Oficina de Envigado, creada en la década de los años 80 por el capo Pablo Escobar, y de la organización paramilitar ya disuelta Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), a cambio de información de procesos abiertos por los servicios de inteligencia de Colombia, el Renio Unido y Estados Unidos.

De acuerdo al diario El Espectador, las negociaciones de los abogados de Santoyo comenzaron este fin de semana con contactos con la policía judicial colombiana y la embajada estadounidense en Colombia.

La investigación sobre Santoyo arrancó con las declaraciones de tres jefes de las AUC extraditados, Salvatore Mancuso, Juan Carlos "El Tuso" Sierra y Carlos Mario Jiménez o "Macaco", quienes le vincularon en estos negocios ilegales.

La DEA ha reiterado que éste es el único alto oficial colombiano investigado por hechos de este tipo.

Santoyo conoció a Uribe en 1995, cuando formaba parte de la unidad antisecuestro de la Policía, después custodió su campaña electoral y prestó su servicio en su primer período de Gobierno (2002 y 2006).

El expresidente ha manifestado que nunca intercedió para que le dieran ningún cargo.

Uribe defendió su buen desempeño al conocerse la acusación, y en los últimos días recomendó a Santoyo desde su cuenta de Twitter que se entregara cuanto antes a las autoridades estadounidenses.

La Procuraduría (Ministerio Público) le abrió un expediente en 2003 porque en su época en la unidad antisecuestro se practicaron escuchas ilegales, aunque no fue hasta 2009 que Santoyo pidió el retiro en la Policía.