Negociadores de Estados Unidos y ocho países de la cuenca del Pacífico iniciaron el lunes una ronda de negociaciones en San Diego con el objetivo de conseguir el acuerdo de comercio más ambicioso en décadas en medio de las crecientes críticas de que las deliberaciones se realizan en total reserva.

Estados Unidos ha estado negociando el Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica desde hace casi tres años. Las negociaciones incluyen a Australia, Brunei, Chile, Malasia, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam. Se espera que México y Canadá se unan, mientras que Japón ha manifestado interés.

El pacto busca reducir las barreras comerciales e impulsar el crecimiento económico en la región.

La semana pasada, legisladores demócratas escribieron al representante comercial de Estados Unidos, Ron Kirk, el principal funcionario de la Casa Blanca en el tema, quejándose de que no los estaban poniendo al tanto sobre el acuerdo.

El presidente Barack Obama dijo en noviembre que sentía optimista de que este año se podría lograr un acuerdo.

El lunes, unas 100 personas se manifestaron afuera del hotel donde se iniciaron las negociaciones.