Al menos dos muertos y siete heridos dejó la detonación de un vehículo frente a la residencia del secretario de Seguridad Pública del estado norteño de Tamaulipas, Rafael Lomelí.

El secretario de Gobierno de Tamaulipas, Morelos Canseco, dijo a The Associated Press que el "atentado" se produjo en las primeras horas del martes y aseguró que Lomelí está en buen estado de salud.

Agregó que el vehículo tenía en su interior un artefacto explosivo que al parecer fue detonado a través de un celular.

Añadió que la detonación ocurrió minutos después de que el secretario de Seguridad Pública estatal llegó a su domicilio. La onda explosiva dañó otros vehículos y viviendas.

El gobierno de México condenó el martes lo que calificó como un atentado en contra del jefe de la policía estatal, quien también fue miembro de la policía federal.

El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, informó que los dos muertos eran escoltas de Lomelí.

"Estos hechos se dan en un contexto de la lucha sangrienta irracional entre distintos grupos delictivos", dijo Poiré. "Pretenden amedentrar o incidir en las acciones de la autoridad".

La detonación atribuida al crimen organizado ocurrió en Ciudad Victoria, capital de Tamaulipas, cuatro días después de que otro vehículo estallara frente a la alcaldía de Nuevo Laredo, una municipalidad fronteriza del mismo estado.

La explosión del viernes, ocasionada por una granada, dejó siete heridos. No se ha determinado si están vinculados los dos ataques.

"Este atentado es una respuesta a las acciones para mejorar y acreditar la seguridad pública en Tamaulipas por parte del gobierno del estado en coordinación con la Federación", dijo Canseco.

Canseco dijo que cuatro de los heridos eran policías. Tres civiles más, vecinos de la zona, también tuvieron lesiones, aunque menores por fragmentos de vidrio.

Tamaulipas han sido escenario de luchas entre los carteles rivales de Los Zetas y el Golfo, que ahora está aliado al poderoso cartel de Sinaloa.

Las autoridades consideran a Los Zetas y al cartel de Sinaloa como los dos mayores grupos del narcotráfico del país.