Las muertes por sobredosis de analgésicos poderosos han aumentado a un ritmo alarmante en Estados Unidos, pero por otra parte, las atribuidas a la metadona parecen haber pasado ya su punto máximo.

Aun así, la metadona representa casi un tercio de las muertes por analgésicos controlados, informaron el martes los Centros para Control y Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

La metadona, conocida principalmente para tratar la adicción a la heroína, también es recetada para el dolor. Las autoridades de salud dicen que la mayoría de muertes por sobredosis son de personas que la toman para el dolor, y no de adictos a la heroína u otras drogas.

Después de un fuerte aumento, el número de muertes por sobredosis vinculadas a la metadona ha caído desde el 2007, dice el informe.

Las autoridades de salud dicen que la reciente tendencia indica una nivelación y no una reversión. Pero también admiten que es una buena noticia en medio de una situación en deterioro.

"No hay muchos problemas que se hayan agravado tan rápidamente como las sobredosis de fármacos recetados", dijo el director de los CDC, el doctor Thomas Frieden.

En total, las muertes por sobredosis de analgésicos poderosos se han cuadruplicado en una década, precisó. Además de la metadona, las muertes por analgésicos involucran principalmente Vicodin (hidrocodona), OxyContin (oxicodona) y Opana (oximorfona).

La metadona es una droga poderosa que a veces puede ser subestimada. Representó apenas el 2% de las recetas de analgésicos en 2009, pero más de 30% de las muertes por sobredosis, de acuerdo con los CDC.

Esa droga imita los efectos de la heroína y ha sido utilizada para desacostumbrar a los adictos a la heroína. Las dosis regulares de metadona pueden reducir la ansiedad por la heroína y también los síntomas del síndrome de abstinencia.

Hace unos 15 años, los médicos empezaron a recetar metadona para los dolores, en parte porque buscaban una alternativa a OxyContin, un analgésico narcótico que era vinculado cada vez más al abuso de drogas y muertes. La metadona parecía una alternativa más segura, dijo el Dr. Len Paulozzi, autor principal del informe del Centro.

Los aseguradores también estimularon a los médicos a recetar metadona porque es más barata que otros analgésicos.

Pero demasiada metadona puede alterar la respiración y causar la muerte. También puede causar arritmia cardíaca, dicen funcionarios de los CDC.

Los investigadores de los CDC analizaron datos nacionales de una década, así como datos sobre muertes vinculadas a drogas en 13 estados. El número de muertes relacionadas con la metadona subió de menos de 800 en 1999 a más de 5.500 en 2007, antes de bajar en los dos años siguientes a 4.900 y 4.700.

______

En internet:

Informe de los CDC: http://www.cdc.gov/vitalsigns