La Corte Europea de Derechos Humanos condenó el martes como arbitraria la aprehensión de un destacado aliado de la ex primera ministra ucraniana Yulia Tymoshenko, quien está encarcelada.

La decisión redobla la presión de Occidente sobre el mandatario de Ucrania, Viktor Yanukovych, para que ponga fin a lo que la corte considera una persecución de líderes opositores por aparentes motivos políticos y los deje en libertad.

Yuri Lutsenko, ex ministro del Interior en el gobierno de Tymoshenko, fue detenido en diciembre de 2010 bajo cargos de desfalco y abuso de autoridad por supuestamente entregarle bonificaciones ilegales y prestaciones extraordinarias a su chofer. Lutsenko fue sentenciado en febrero a cuatro años de cárcel.

Occidente ha fustigado la persecución de Tymoshenko, Lutsenko y otras figuras de la oposición por considerar que tienen el propósito de marginar a los adversarios políticos de Yanukovych con miras a las elecciones parlamentarias de octubre.

Altas autoridades de la Unión Europea boicotearon partidos de la Eurocopa organizada por Ucrania debido a la encarcelación de Tymoshenko.

El tribunal europeo, también conocido como Corte de Estrasburgo, falló que la detención de Lutsenko fue "arbitraria" y que Ucrania debe pagarle una compensación de 15.000 euros (19.000 dólares) en daños.

Kiev no hizo comentarios de inmediato.

El veredicto contra Lutsenko se anunció luego que Tymoshenko fue condenada a siete años de prisión por abuso de autoridad mientras negociaba un contrato de gas natural con Rusia en 2009.

En otro caso, Tymoshenko también enfrenta cargos de evadir millones de dólares en impuestos mientras encabezaba una compañía de energía a mediados de la década de 1990. Si es declarada culpable, enfrenta hasta 12 años de cárcel. Cumpliría sus dos períodos al mismo tiempo.

Tymoshenko niega todas las acusaciones y afirma que Yanukovych intenta sacarla de la política.