El Tribunal General de la Unión Europea inicia hoy las vistas del recurso presentado por el gigante de la informática Intel para anular o reducir el importe de la multa que le impuso la Comisión Europea (CE) de 1.060 millones de euros en 2009, la mayor hasta ahora por abuso de posición dominante.

La vista comenzará en la corte, con sede en Luxemburgo, a las 07.30 GMT.

En mayo de 2009, la Comisión sancionó a Intel por intentar excluir a los competidores del mercado de circuitos integrados informáticos denominados procesadores de arquitectura "x86".

La multa fue la mayor impuesta a una sola empresa por prácticas anticompetitivas hasta la fecha, por delante de la sanción de 899 millones de euros a Microsoft en 2008 (que el Tribunal General decidió reducir a 860 millones la pasada semana).

La Comisión consideró que, desde octubre de 2002 a diciembre de 2007, Intel incurrió en dos conductas ilegales mientras disfrutaba de una posición dominante en el mercado de dicho tipo de procesadores.

Por un lado, indicó que la empresa concedió a fabricantes de ordenadores importantes descuentos supeditados a que le compraran la totalidad o casi la totalidad de los suministros de CPU (Unidades Centrales de Proceso) de arquitectura x86 que necesitasen.

Asimismo, aseguró que la firma efectuó pagos a favor de un distribuidor con la condición de que vendiera exclusivamente ordenadores personales con procesadores Intel.

En opinión de la CE, esos descuentos y pagos de Intel redujeron la oferta para el consumidor respecto a productos alternativos.

Por otro lado, la Comisión sostuvo que Intel pagó a importantes fabricantes de ordenadores para que éstos retrasasen o anulasen el lanzamiento de productos con procesadores de competidores, o impusieran restricciones a la distribución de productos con procesadores de competidores.

Las vistas concluirán el viernes, y entonces se abrirá un período de varios meses de deliberaciones entres los jueces.

La sentencia que pronuncie el Tribunal General sobre el asunto podrá ser recurrida ante el Tribunal de Justicia de la UE, la máxima instancia judicial comunitaria.