Con un retraso de unos 45 minutos debido a la lluvia, el encuentro de octavos de final de Wimbledon entre el español David Ferrer, séptimo cabeza de serie, y el argentino Juan Martín del Potro, noveno, comenzó hoy bajo el techo que protege la pista central del All England Club.

El choque entre el español y el argentino es uno de los cinco encuentros de octavos de final que quedaron ayer cancelados debido a las precipitaciones, en una jornada en la que solo pudieron concluir tres de los encuentros programados del cuadro masculino del torneo.

Además de acoger el duelo Ferrer-Del Potro, la pista central será hoy escenario de los encuentros de cuartos de final femeninos entre la estadounidense Serena Williams, sexta favorita, y la checa Petra Kvitova, cuarta, así como de la alemana Sabine Lisicki, decimoquinta cabeza de serie, contra su compatriota Angelique Kerber, octava.

En las pistas exteriores del All England Club, aquellas que no cuentan con un techo retráctil para protegerlas de la meteorología, esta previsto que disputen sus encuentros de octavos de final el británico Andy Murray, cuarto del mundo, frente al croata Marin Cilic, decimosexto favorito, y el francés Jo-Wilfried Tsonga, quinto cabeza de serie, frente al estadounidense Mardy Fish, décimo.

Por el momento, el resto de partidos de la jornada, más allá del que se disputa en le central, están interrumpidos, y las pistas del club continúan cubiertas con lonas para protegerlas de la lluvia.

Según el parte meteorológico que maneja la organización de Wimbledon, el ambiente será húmedo durante toda la jornada, y existe una probabilidad del 70 por ciento de que caigan precipitaciones durante el mediodía y la tarde londinenses.