Un agente federal baleado mientras vigilaba cerca de un poblado del sur de Texas salió de la sala de operaciones y se encuentra estable, dijo el jefe policial del condado de Hidalgo.

El jefe Lupe Treviño, cuyo organismo policial apoya la investigación, dijo que individuos no identificados balearon al agente alrededor de las 3:30 de la madrugada el martes cerca de Hargill y que sus colegas lo trasladaron rápidamente a un hospital.

Los investigadores no tienen sospechosos ni una descripción del vehículo, agregó Treviño, pero siguen algunas pistas prometedoras.

Nina Pruneda, portavoz de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), confirmó que un agente de la Oficina de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional — al que pertenece el ICE — fue baleado mientras vigilaba como parte de una investigación penal.

Decenas de agentes policiales de diversas agencias han estado registrando una escena del delito de kilómetros de extensión en Hargill en busca de casquillos y otras evidencias.