La multinacional española Telefónica redujo su deuda en unos 1.450 millones de euros, tras el proceso de fusión de Telefónica Móviles Colombia y Colombia Telecomunicaciones.

Telefónica anunció en abril el acuerdo con el Gobierno colombiano para fusionar las dos empresas y entonces se estimó que la reducción de deuda sería de 1.300 millones de euros.

Hoy la multinacional española informa de que acaba de culminar el proceso y de que el nuevo grupo queda participado en un 70 % por Telefónica y el resto por el Estado colombiano.

Con esta fusión se crea el segundo mayor operador integrado de Colombia que podrá reforzar su posicionamiento competitivo en ese mercado y mejorar el perfil de crecimiento hacia el futuro, sostiene el grupo.

La gestión integrada, continúa, le permitirá ofrecer un completo abanico de servicios de telecomunicaciones y su mayor tamaño hará posible la captura de importantes sinergias en los próximos años.

El acuerdo con el Gobierno colombiano incluye la extensión hasta 2028 del contrato de explotación, seis años más que la licencia que tenía hasta ahora.

Asimismo, el Gobierno colombiano podrá ampliar su participación en un 3 % en 2015 en función de la evolución de la nueva sociedad.