Los principales productores de jamón serrano de España buscan ampliar su presencia entre el público brasileño mediante una campaña de divulgación del producto en Sao Paulo y Río de Janeiro, los dos grandes mercados consumidores del país.

El Consorcio del Jamón Serrano Español presentó hoy en Río de Janeiro a un grupo de chefs y críticos gastronómicos las maravillas y bondades de este producto, uno de los iconos de la gastronomía española.

"La vía natural de cualquier producto es la vía de la restauración. El cliente lo prueba, le gusta y luego lo compra cuando lo ve en el supermercado", dijo a Efe el director general del Consorcio, Miguel Sanz.

El Consorcio del Jamón Serrano Español es una asociación de 19 empresas formada en 1990 por las principales compañías del sector que vela por la calidad y la promoción internacional del producto y actualmente está presente en más de 60 países.

Según Sanz, los productores de jamón serrano e ibérico han apostado por Sao Paulo y Río de Janeiro por el tamaño del mercado y el poder adquisitivo de estas dos ciudades brasileñas, que concentran buen parte de la riqueza del país.

"Río de Janeiro y Sao Paulo son los mercados por los que hay que empezar a construir la imagen de la marca y del producto", señaló.

Las exportaciones de jamón curado español a Brasil crecen desde 2007 y el año pasado alcanzaron las 204 toneladas métricas, según datos divulgados por el Consorcio.

Para este año la expectativa es exportar a Brasil 223 toneladas, lo que supone un crecimiento del 9,3 % con respecto a 2011.

"El problema en Brasil es conseguir la homologación para importar el producto, que es bastante difícil y eso limita el número de empresas que pueden entrar en el mercado" agregó.

España produce anualmente 45 millones de jamones, de los cuales el 92 % se consume en el país y el ocho % se exporta para 104 países, según Sanz.

Brasil ocupa el puesto 19 entre los importadores, por lo que el Consorcio lo considera un mercado promisorio, que puede ocupar el espacio perdido en Argentina por las restricciones impuestas en mayo pasado en ese país a las importaciones de productos como el jamón ibérico.

La semana pasada el Consorcio participó en el Salón Internacional de Alimentación para América Latina (SIAL Brasil), celebrado en Sao Paulo, y hoy hizo una presentación para especialistas del ramo en el restaurante español Entretapas de Río de Janeiro, donde los invitados degustaron varias recetas con jamón del chef brasileño Jan Santos.

Para avanzar en este mercado, más adelante se ofrecerán degustaciones en puntos de venta de las dos ciudades, dijo Sanz, quien considera que el aumento del poder adquisitivo de los brasileños y de los viajes al exterior ayudará a que el gigante suramericano se deje seducir por "la sinfonía de sabores" del jamón serrano.