El nuevo presidente del Banco Mundial (BM), Jim Yong Kim, destacó hoy la "notable resistencia" mostrada por América Latina durante la reciente crisis, y se mostró abierto a "aprender" de los modelos exitosos, como los programas de transferencia condicionada de Brasil y México.

"Es notable y muy alentador la resistencia de la región latinoamericana en los últimos años", señaló Kim en un reducido encuentro con periodistas en la sede del Banco Mundial en Washington.

El nuevo presidente del BM subrayó su experiencia en la región, donde ha trabajado sobre el terreno en profundidad, especialmente en Perú y México.

"Hay muchos casos en los cuales lo que quieren los países socios es una capacidad técnica. Hay muchas fuentes de financiación en el mundo actual, sabemos que ese no va a ser nuestro papel, pero sí el de ofrecer asistencia técnica", agregó.

Kim destacó que el organismo multilateral continuará ofreciendo asistencia en América Latina, pero aseguró que también espera "aprender sobre cómo han logrado hacer frente a la crisis en los últimos años".

"Hemos aprendido en gran medida de los programas de transferencia condicionada en México y Brasil, estas son importantes lecciones para el resto de los países del mundo", indicó ante los periodistas en su primer día de trabajo.

Estos programas, como el Bolsa Familia de Brasil o el Programa de Asignación Familiar (PRAF) de México, proporcionan recursos monetarios supeditados al aumento de la escolaridad y el uso de servicios preventivos de salud y nutrición entre los pobres y las personas que viven en extrema pobreza.

Jim Yong Kim fue director del Departamento de SIDA de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y es cofundador de Partners in Health, una organización sin fines de lucro que ofrece servicios médicos en países como Haití, Perú, Rusia y Ruanda.