La supervisión de los avances democráticos en Kosovo que ha realizado un grupo de 25 naciones concluirá en septiembre, anunció el organismo el lunes.

La decisión, dada a conocer en Viena por Pieter Feith, de la Oficina Civil Internacional para Kosovo, era esperada pero representa un hito en el camino para que Kosovo sea en algún momento miembro de la Unión Europea y de la OTAN.

El organismo para Kosovo es el brazo ejecutivo del Grupo Directivo Internacional para Kosovo, que incluye a Estados Unidos, la Unión Europea y otros países.

Kosovo declaró su independencia de Serbia en febrero de 2008, después de casi 10 años bajo la protección de Naciones Unidas. Esa protección comenzó luego de bombardeos de la OTAN enfocados en detener los ataques serbios contra la mayoría étnica albanesa, que buscaba la independencia de Kosovo.

Aún persisten tensiones importantes entre serbios y albanos, pero Feith y el primer ministro de Kosovo Hashim Thaci se mostraron optimistas sobre la posibilidad de reducirlas.