El expresidente de Colombia Belisario Betancur deseó hoy que la guerrilla de las FARC actúe "de buena fe" respecto a su anuncio de que no utilizará más el secuestro como estrategia de negociación.

"Me hago la ilusión de que las guerrillas de las FARC están obrando de buena fe en los anuncios que han hecho. Me hago esa ilusión por el bien de Colombia y también de las propias guerrillas, que tienen ahora una oportunidad de incorporación creativa a la vida civil", afirmó Betancur en declaraciones a Efe.

El exmandatario colombiano, que intervino hoy en un panel sobre la influencia de la Constitución de Cádiz en América Latina, en el marco del Campus Faes (Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales), defendió la política del actual presidente, Juan Manuel Santos, así como de su predecesor, Álvaro Uribe, en relación al largo conflicto en el país.

Betancur apuntó que las desigualdades, las injusticias y la ausencia de educación son a su juicio "el caldo de cultivo de los movimientos subversivos" en toda América Latina.

"No es tan fácil transmutar sociedades históricamente desequilibradas en sociedades placenteras, pero se han ido corrigiendo desigualdades, en lo económico, y en la educación, así como algunas de las injusticias creadas por el conflicto, tierras ocupadas, familias desplazadas", agregó.

Para Betancur, que fue presidente de Colombia entre 1982 y 1986, "esto se está consiguiendo por parte del actual Gobierno de Santos, como continuación de la política que llevó a cabo el presidente Uribe de forma acertada".

"A mi juicio hay continuidad, salvo las naturales diferencias de estilo", destacó el expresidente, de 89 años.

Betancur reconoció que, durante su mandato, cuando la guerrilla hizo una promesa semejante de dejar la violencia, no la cumplió "plenamente", pero aseguró que "se abrió el camino".

"Se exaltó el principio de que la represión militar no es la solución. La solución es el diálogo, al que hay que llegar con el corazón abierto y de buena fe, y la guerrilla no ha tenido esa buena fe", añadió.

En relación al recientemente creado partido de izquierda Consejo Patriótico Nacional, y a la advertencia del presidente Santos de que no tolerará a quienes busquen apoyo o patrocinio de grupos armados, Betancur consideró que "si interpreto bien el pensamiento del presidente, lo que no le gusta es que haya movimientos equívocos, que so pretexto de buscar la paz entorpezcan procesos que están en marcha".

El Consejo Patriótico Nacional busca ocupar el espacio político que dejó la histórica Unión Petriótica fundada en 1985 a raíz del acuerdo de paz entre el Gobierno del entonces presidente Betancur y las FARC.

"Lo que anhelamos ahora es que las nuevas situaciones que se han creado desde el Gobierno de Uribe, de seguridad democrática, se mantengan", insistió el exmandatario.

Betancur quitó importancia a las continuas críticas del expresidente Uribe a la gestión de su sucesor y exministro, Santos, y aseguró que ello es posible "porque Colombia es una democracia abierta".

Betancur también dijo sentirse "honrado" después de que tanto Santos como otras instancias del Estado colombiano le pidieran perdón públicamente por un fallo del Tribunal Superior de Bogotá que exhortó a la Corte Penal Internacional (CPI) a investigar la presunta responsabilidad del expresidente en los sucesos de 1985 en el Palacio de Justicia en Bogotá, que dejaron más de cien muertos y una docena de desaparecidos.

Los hechos comenzaron el 6 de noviembre con una ocupación por parte de guerrilleros del M-19 y terminaron al día siguiente en tragedia, con el edificio destruido por las llamas y el fuego de armas pesadas.

"Me honró mucho el perdón. En este momento, mi pensamiento es el de siempre. He respetado las instituciones desde siempre y estoy a disposición cuantas veces sea requerido",señaló Betancur.