El Tribunal Constitucional alemán anunció hoy que el próximo 10 de julio abordará las denuncias presentadas contra la ratificación del pacto fiscal de la Unión Europea y el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) por las dos cámaras, el Bundestag y el Bundesrat, el pasado viernes.

Un portavoz del máximo tribunal germano informó de que, entre otras, se abordarán las denuncias presentadas por el partido de La Izquierda, el único que votó en contra, y la asociación "Mas democracia", que respaldan unos 12.000 ciudadanos, entre ellos diputados disidentes de la coalición gubernamental.

Con las denuncias presentadas un minuto después de la votación de las cámaras legislativas, los interesados consiguieron congelar la ratificación, toda vez que el presidente de Alemania, Joachim Gauck, anunció que no firmaría las leyes hasta que el Constitucional se pronuncie.

Mientras tanto, la ministra alemana de Justicia, Sabine Leutheusser-Schnarrenberger se mostró hoy confiada en que el Tribunal Constitucional alemán no parará el pacto fiscal de la Unión Europea ni el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) en base a las denuncias presentadas en su contra por varios diputados.

"El Tribunal Constitucional ha impuesto en el pasado 'guías laterales' a distintas leyes, pero nunca ha puesto en duda las medidas de ayuda", señala Leutheusser-Schnarrenberger en declaraciones que publica el rotativo Passauer Neuen Presse.

La ministra subrayó que, además de votar con una clara mayoría de dos tercios, "el legislativo ha actuado con el MEDE y el pacto fiscal teniendo en cuenta las consecuencias de las decisiones del Constitucional ante el Tratado de Lisboa y las ayudas a Grecia".

En estos dos últimos casos y ante denuncias similares presentadas por diputados que consideran que el Bundestag cede parte de su soberanía a Bruselas, el Constitucional atendió en parte las demandas, reclamó más derechos para el legislativo, pero nunca desestimó la legalidad de las ratificaciones parlamentarias.

"Los jueces deciden en base a criterios constitucionales, pero conocen las consecuencias en materia de política exterior y fiscal que tendría un 'no' categórico", ha declarado por su parte Wolfgang Bosbach, número dos parlamentario de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller federal, Angela Merkel.

En declaraciones hoy al diario Rheinischen Post, Bosbach comenta que cuenta con que los jueces del más alto tribunal germano publiquen una sentencia crítica con "un hasta aquí y no mas allá", pero darán luz verde al pacto fiscal de la UE y el MEDE.

Bosbach es curiosamente uno de los 26 diputados disidentes de la coalición gubernamental que el viernes votaron en contra de la ratificación del pacto fiscal y el MEDE.