Más de 150 personas fueron arrestadas, entre ellos funcionarios de seguridad, durante una redada de armas obtenidas ilegalmente en Cisjordania, informó el lunes la policía palestina.

La operación es inusual por su alcance y porque entre los arrestados figura personal vinculado al movimiento del presidente palestino Mahmud Abbas. Previamente, las fuerzas de seguridad por lo general buscaban entre los guardias armados de grupos islámicos rivales.

La operación se centró en el distrito de Jenin, otrora elogiado como un modelo donde los servicios de seguridad palestina imponían orden gradualmente. La redada comenzó hace varias semanas después que pistoleros dispararon a la casa del gobernador del distrito y éste falleció de un ataque cardíaco.

El portavoz policial Adnan Damiri dijo el domingo que 60 personas fueron detenidas y eran interrogadas.

Las autoridades palestinas dijeron que docenas de armas fueron incautadas.