Cuba denunció hoy la cancelación por parte de Estados Unidos de un programa que promovía la presencia de corredores del país norteamericano en la carrera Marabana, que se celebrará el 18 de noviembre próximo en la capital de la isla.

Los organizadores del Proyecto Marabana-Maracuba protestaron en un comunicado contra la decisión de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

La OFAC ha decidido que el Marabana "no clasifica como un programa de Pueblo a Pueblo" y por consiguiente no autorizará los permisos para viajar a la isla, señala la declaración de los organizadores del Marabana.

Veintiún maratonistas de Estados Unidos participaron en la edición del año pasado.

El Proyecto Marabana-Maracuba asegura que serán bienvenidos los corredores norteamericanos que "utilizando otras vías legales" decidan viajar y participar en el evento.

En noviembre del año pasado la carrera incluyó por primera vez desde 2003 a maratonistas estadounidenses que recibieron el permiso del Departamento del Tesoro de su país para poder viajar a Cuba.

El Gobierno de Barack Obama anunció en enero de 2011 una nueva flexibilización de las normas sobre los viajes a Cuba desde Estados Unidos para algunos grupos como estudiantes, académicos, periodistas o miembros de organizaciones religiosas con el objetivo de aumentar los contactos "entre los pueblos" y apoyar a la sociedad civil cubana.

La medida ha facilitado los viajes de intercambio entre ambos países y tuvo como antecedente la decisión de Obama en abril de 2009 de "relajar" la prohibición de los viajes a la isla para los cubanoamericanos.