Las principales empresas manufactureras tienen mayor confianza en la economía del Japón pero sigue estando en general presas del pesimismo, informó el lunes una encuesta trimestal realizada por el banco central japonés.

El índice de confianza "tankan" estaba en -1, lo cual indica que los fabricantes del Japón siguen pesimistas pero menos que en marzo, cuando la encuesta registró un nivel de -4.

La encuesta correspondiente a tres meses a través de junio mostraba su primera mejoría en tres trimestres y se comportó mejor de lo que se había previsto.

El mismo Banco del Japón había pronosticado un -3 para este trimestre. Y los expertos habían dicho a la agencia de noticias Kyodo que calculaban que el índice se mantendría en -4.

Los exportadores japoneses se han mostrado cautelosos debido a la crisis de la deuda de la zona del euro y han sido gravemente afectados por un fuerte yen y la debilidad del crecimiento económico en Asia.

Asimismo existe preocupación por un plan de duplicar el impuesto al consumo de Japón hasta el 10% en los próximos tres años, lo cual podría estancar el crecimiento.