El consorcio aeronáutico europeo EADS anunció hoy una inversión de 600 millones de dólares en la construcción de una planta de ensamblaje de Airbus en el estado de Alabama, que se convertirá en la primera línea de ensamblaje del gran competidor del estadounidense Boeing.

EADS, consorcio en el que participa España, anunció este primer paso para el ensamblaje a partir de 2015 del A320 en Estados Unidos en una ceremonia en Mobile (estado de Alabama), donde la empresa aeronáutica europea espera crear unos mil empleos, además de los relacionados con proveedores externos.

"Este es el momento adecuado para expandirse en EE.UU., el primer mercado para aviones de un solo pasillo con unas necesidades previstas de 4.600 nuevas aeronaves en los próximos 20 años", indicó en un comunicado el presidente de Airbus, Fabrice Brégier.

El gran competidor de Boeing pone con esta planta en el sur del país las bases para aumentar la presencia de aviones Airbus en EE.UU., especialmente con el A320 de un solo pasillo, destinado para aerolíneas que quieran reducir costes en rutas nacionales o de corta y media distancia.

Este avión compite directamente con nuevos modelos de Boeing como el 737. La compañía estadounidense ha alertado en varias ocasiones que optar por aviones Airbus es negativo para la creación de empleo en este país.

Con la presencia de Airbus en Estados Unidos, ambas multinacionales competirán también por los proveedores locales, como General Electric u otras empresas de menor tamaño.

Airbus, que ya ensambla aeronaves de la familia A320 en Francia, Alemania y China, tiene previsto producir en Alabama entre 40 y 50 aviones al año desde 2018.