El español Tommy Robredo se ha hecho con el título en el challenger de Milán al vencer hoy en la final al argentino Martin Alund, 158 del mundo, por 6-3 y 6-0.

Robredo continúa así con su objetivo de volver al grupo de los cien primeros del mundo. El español, ganó el pasado diez de junio el challenger Caltanissetta, también en Italia, en su regreso a la competición desde octubre del pasado año.

Una lesión en el abductor y una intervención quirúrgica posterior en los isquiotibiales de la pierna izquierda le mantuvieron en el dique seco hasta entonces, para caer en el puesto 470 del mundo.

"Físicamente estoy bien", dijo hoy el ex número cinco del mundo, "estoy trabajan para entrar de nuevo en el grupo de los diez primeros del mundo", comentó Robredo, que solo ha perdido un set esta semana, contra el rumano Victor Hanescu en semifinales.

"Ha sido un año y medio muy difícil, por eso tengo que decir gracias a las personas que me han apoyado", añadió el de Hostalric al dirigirse a la tribuna, donde se encontraba su novia, y su entrenador, Salvador Navarro.