Uno a uno, Sting ha repasado hoy sus clásicos y los de su mítica Police en el esperado primer concierto estrella del Bacardí Ibiza123, haciendo vibrar a un público emocionado tras la victoria de España en la Eurocopa que se ha podido ver en directo en las pantallas gigantes del festival.

"Viva España", han sido las primeras palabras del cantante británico al salir al escenario ubicado junto al famoso Café del Mar, después de haber accedido a posponer su concierto para contentar a los seguidores de la selección española.

Los asistentes a la que pretende ser la mayor cita musical del año en la isla han disfrutado de noventa minutos de partido y de otros noventa del concierto de una de las figuras más emblemáticas del rock de las últimas décadas, que ha comenzado su actuación, como si la fe futbolera describiera, con su tema "If I ever loose my faith in you".

"Enhorabuena España", "campeones" y "felicidades" han sido algunas de las palabras de Sting dedicadas a la victoria española, y hasta ha hecho corear el "oe, oe, oe, oe" a los miles de asistentes a la cita musical de Sant Antoni de Pormany.

El inglés no solo ha recordado sus clásicos en solitario, sino que ha repasado con su banda los éxitos de Police, provocando el delirio con "Every little thing she does is magic" como segundo tema de la noche.

Con el público en el bolsillo, el ganador de dieciséis premios Grammy ha emocionado luego a las gradas con la balada "Englishman in New York" y hecho sacar los mecheros al ritmo de los acordes de "Fields of gold".

Acompañado de guitarra eléctrica, batería, teclados, coros y un multiinstrumentista violín, guitarra y percusión, Sting no se ha olvidado de otros grandes temas de la banda ochentera que le debe la fama, como "Message in a bottle" y un "Roxanne" de siete minutos en el que ha hecho valer el virtuosismo de su voz.

El cantante y compositor ha salido hasta dos veces al escenario para interpretar sendos bises, que ha coronado con los sonidos árabes de "Desert Rose" y "Every breath you take" hasta completar los 17 temas de su actuación.

Sus 60 años no han hecho mella en la voz clara e inconfundible de Sting, ni tampoco en su energía vital, que ha desplegado en un escenario de lujo acompañado de una luna casi llena y con el mar Mediterráneo de fondo.

Con un sonido impecable y músicos de lujo, esta ha sido la única cita española de la gira veraniega del músico británico con la que conmemora sus 25 años de carrera, después de que cancelara su concierto en Canarias por problemas de presupuesto.

Al broche de la primera jornada del festival ibicenco, que quiere auparse como el fundador del "rocktronic", la fusión entre el rock y la música electrónica, ha seguido la sesión del popular David Guetta, que ha cogido un público caliente y ávido de bailar al ritmo de sus bases.

Mañana, el experimento se hará realidad de mano de su compatriota Elton John, que presentará en primicia un nuevo álbum de música dance, "Turn around and say good morning to the light", junto al dúo australiano DJ Pnau, al que le seguirá la actuación de Fatboy Slim.

El tercer y último día también será testigo del "rocktronic", esta vez de la mano de Lenny Kravitz y Luciano, quienes compartirán escenario para fusionar funk-rock y sonidos electrónicos.