Siete personas murieron anoche y otras tres resultaron heridas en un ataque contra un puesto de control de la policía cerca de Tikrit, capital de la provincia de Salahedin, al norte de Bagdad, informaron hoy fuentes policiales.

Las fuentes explicaron a Efe que un grupo de hombres armados hizo estallar dos artefactos explosivos cerca de un control policial en la zona de Al Hueish, 10 kilómetros al oeste de la ciudad de Samarra, 40 kilómetros al sur de Tikrit.

Tras la explosión, los atacantes dispararon contra los policías y mataron a tres de ellos y causaron heridas a otros tres.

Cuando los agentes trasladaban a las víctimas a un hospital de Tikrit en varios vehículos, uno de estos automóviles chocó contra un coche de civiles y mató a tres de sus ocupantes y a un policía.

Después del ataque, las fuerzas de seguridad comenzaron una operación para buscar a los autores de la agresión.

Irak vive actualmente un repunte de la violencia con frecuentes atentados dirigidos contra las fuerzas de seguridad y objetivos chiíes, que se han intensificado desde la retirada en diciembre pasado de las tropas estadounidenses y la emisión de una orden de arresto contra el vicepresidente suní, Tareq al Hashemi.