El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, se entrevistará con el presidente paraguayo Federico Franco el lunes al iniciar una misión del organismo hemisférico para conocer la situación del país tras la destitución de Fernando Lugo mediante un rápido juicio político, se informó el domingo.

"Insulza, por protocolo, visitará a Franco, pero tiene absoluta libertad para elaborar su propio itinerario de entrevistas durante el tiempo que permanezca en el país, reuniéndose con quienes crea conveniente, así sean oficialistas u opositores, representantes de la sociedad civil o de la Iglesia católica", dijo el canciller José Félix Fernández en conferencia de prensa.

El embajador paraguayo ante la la Organización de los Estados Americanos (OEA), Hugo Saguier, señaló que el encuentro tendrá lugar a las 8:15 de la mañana (1115 GMT).

En tanto, Rubén Penayo, vocero de Lugo, dijo a la AP que Insulza recibirá al ex mandatario en un hotel de Asunción a las 10:30 (1330 GMT).

La OEA informó el domingo desde su sede en Washington que Insulza viajó el domingo a Paraguay para sostener reuniones con las más altas autoridades de los poderes del Estado y con el ex presidente Lugo, así como con otros actores políticos.

La misión, encabezada por Insulza e integrada por representantes permanentes ante la OEA de México, Haití, Canadá, Estados Unidos y Honduras, tiene carácter informativo y, a su regreso a Washington, elevará un informe al Consejo Permanente, agregó.

Fernández explicó al respecto que los resultados de la misión servirán para que el Consejo Permanente de la OEA "convoque o no a una reunión de cancilleres y (llamar a) una eventual asamblea extraordinaria de presidentes para decidir la permanencia o suspensión de Paraguay".

Franco, por su lado, destacó el domingo al hablar ante el Congreso en el inicio de un nuevo periodo de sesiones de un año, que la misión de OEA tiene "todas las garantías para cumplir su tarea".

"Pero el Paraguay rechaza la acusación de que se haya producido una ruptura del orden democrático debido al juicio político, y deplora las vejatorias sanciones aplicadas por Mercosur y Unasur en abierta violación a los tratados internacionales", expresó.

"Sus decisiones son ilegales e ilegítimas", enfatizó.

El ex presidente Lugo se mantenía el domingo en su vivienda particular en el distrito Lambaré, en la periferia sur de Asunción, donde se reunía con algunos de sus ex ministros.

El Senado destituyó el 22 de junio, en un veloz juicio político, a Lugo por mal desempeño de sus funciones, y el ex obispo católico fue reemplazado por Franco, quien fungía como vicepresidente, en una acción cuestionada y rechazada por muchos países del continente.

Franco debe completar el periodo de gobierno de Lugo hasta agosto de 2013.

Los presidentes del Mercosur resolvieron el viernes suspender la participación de Paraguay hasta las próximas elecciones generales en este país en abril de 2013, una decisión inédita en la historia del bloque que permitió al mismo tiempo avanzar en la demorada incorporación de Venezuela como socio pleno.

Fernández dijo que posteriormente a la visita de la misión de la OEA "estudiaremos los pasos a seguir dentro del derecho internacional para apelar las decisiones injustas de Mercosur y Unasur de suspender a Paraguay e incorporar a Venezuela, cuya presencia en esos organismos regionales no fue a debatida ni aprobada por nuestro Congreso".