El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, esperará "a conocer las opiniones de los diferentes sectores sociales" antes de presentar su propuesta de reforma constitucional al Parlamento, lo que estaba previsto para mañana, informo hoy una fuente oficial.

Francisco Cuevas, secretario de Comunicación de la Presidencia, dijo a Efe que el mandatario "decidió aplazar la presentación de la propuesta al Congreso al menos durante una semana", para dar tiempo "a que haya retroalimentación".

A lo largo de la semana pasada, Pérez Molina presentó a los líderes de los diversos sectores de la sociedad guatemalteca el proyecto de reformas a la Constitución, que plantea cambios a 51 de los 184 artículos de la Carta Magna y tiene como objetivo "modernizar" el Estado.

"La idea es terminar con la presentación del proyecto a todos los sectores, así como conocer las posiciones y opiniones de todos, a fin de que se encuentren coincidencias y consensos", indicó Cuevas.

Pérez Molina había anunciado semanas atrás que el 2 de julio presentaría al Parlamento el proyecto de reforma, para su discusión y aprobación por parte de los diputados.

Según la legislación local, para reformar la Constitución es necesario el aval de las dos terceras partes de los 158 diputados y luego someter las modificaciones a consulta popular entre los ciudadanos por medio de un referendo.

El proyecto oficial de reforma constitucional, elaborado por un panel de asesores conformado por tecnócratas y exfuncionarios, contempla cambios en los artículos relacionados con los sistemas político, de justicia y seguridad, transparencia y rendición de cuentas, fiscal y financiero.

Pérez Molina dijo el pasado 31 de mayo, cuando anunció que presentaría la reforma, que la misma abarca el sistema electoral, el ámbito de seguridad y justicia, y el fortalecimiento fiscal del Estado y de su capacidad para proveer bienes públicos de calidad.