Un grupo de personas irrumpió el domingo en las oficinas centrales de la comisión electoral en la ciudad oriental libia de Bengasi e incendiaron papeletas de votación, dijo el jefe de un ex grupo rebelde.

Fadala Harun dijo que participó en la acción y que hubo incidentes similares en otras ciudades del este de Libia.

"Queremos justicia", expresó Harun, quien reiteró las exigencias de otros jefes tribales y de grupos paramilitares en la región oriental.

Los inconformes desean un porción considerable de las 200 bancas de la Asamblea Nacional, que se elegirá en los comicios del 7 de julio.

Estos comicios serán los primeros a nivel nacional desde la revuelta del año pasado en la que fue derrocado Moamar Gadafi, quien había gobernado mucho tiempo el país.

La sublevación comenzó en Bengasi, la ciudad más grande del este de Libia y la cual estuvo marginada durante el régimen de Gadafi. Los dirigentes de esa ciudad afirman que su situación no ha mejorado.