La capital costarricense se tiñó hoy con los colores del arco iris durante la "Marcha de la diversidad sexual", que reunió a cientos de personas para manifestarse a favor de la igualdad de derechos para su comunidad.

Música, banderas, pancartas, globos, carrozas, coreografías, fotografías de superhéroes y figuras homosexuales de la televisión y el cine, abundaron en el recorrido de la alegre marcha, por la principal avenida de San José.

Personas de todas las edades, desde niños con sus padres homosexuales hasta adultos mayores, participaron en la manifestación, que pidió al Congreso la aprobación de un proyecto de ley que daría reconocimiento legal a las parejas del mismo sexo a través de una figura jurídica llamada sociedades de convivencia.

Ese proyecto pretende que las parejas homosexuales puedan disfrutar de derechos como pensión, seguro social, herencias, visitas médicas y acceso al crédito, que hasta ahora solo están garantizadas para parejas heterosexuales, aunque no estén casadas.

El último texto sobre ese tema que se discutió en el Congreso fue desechado hace pocas semanas por la Comisión de Derechos Humanos, presidida por un diputado evangélico que abiertamente ha expresado su oposición a aprobar cualquier ley que favorezca a los homosexuales.

Diversas organizaciones civiles que organizaron la marcha la calificaron como un éxito por la nutrida asistencia, lo que favorece la visibilidad de esta población ante la sociedad costarricense.

Los mariscales del desfile fueron la diputada opositora Carmen Muñoz, quien ha luchado en el Congreso a favor de los proyectos de ley para esta población, y el abogado Marco Castillo, activista homosexual.