La ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, consideró hoy que en Paraguay la "remoción del presidente Fernando Lugo fue irregular", pero que "no hubo golpe de Estado" en ese país.

"Nosotros creemos que no puede decirse que fue un golpe de Estado", señalo Holguín en una entrevista publicada en la edición electrónica del diario El Tiempo.

Añadió que "lo que sí es claro es que no hubo respeto al debido proceso, no le permitieron al presidente Lugo un juicio con las mínimas garantías que contemplan los principios universales para la defensa".

Holguín subrayó en la misma entrevista que en eso "hay unanimidad en la región" por cuanto "sin duda alteró el orden constitucional en el Paraguay".

La ministra colombiana reiteró que su país respalda la decisión de la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) de suspender a Paraguay.

"Se adoptó la decisión política basada en el Tratado Constitutivo de Unasur de suspender a Paraguay de participar en los órganos e instancias del organismo, hasta tanto el Consejo de Jefes de Estado revoque la suspensión", respondió Holguín.

Lugo "no contó con las garantías necesarias del debido proceso y estamos hablando del presidente de la República, no de un funcionario menor"de ese país, señaló.

A Lugo, explicó, "no se le dio la oportunidad de defensa con los estándares mínimos, sino con 2 horas para defenderse, por ello, se considera irregular su remoción".

La ministra colombiana también confirmó que el embajador de Colombia en Paraguay "seguirá en Colombia en consultas".

Finalmente, Holguín anunció que tras el informe que rinda una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) se decidirán "las acciones pertinentes en el marco de esta organización".