Irán probará todo tipo de misiles de fabricación nacional en las maniobras de tres días que iniciará mañana la Fuerza Aeroespacial de los Guardianes de la Revolución en el sureste del país, informó hoy la agencia local Fars.

El jefe de esta fuerza, general Amir Ali Hayizadeh, dijo que, entre otros, dispararán "decenas" de misiles balísticos "Qiyam 1" y "Golfo Pérsico" para probar su comportamiento y efectividad.

En mayo pasado, el Ministerio de Defensa informó de que había empezado a suministrar masivamente misiles Quiyan 1, calificados por las autoridades iraníes de "gran precisión", a la Fuerza Aeroespacial de los Guardianes, cuerpo especial de defensa del régimen islámico iraní.

La producción masiva del misil supersónico antibuque "Golfo Pérsico", siempre según las autoridades militares, la inició Irán a principios de 2011 y se trata de un proyectil equipado con sistemas de evasión de radares y de gran precisión.

En declaraciones a la prensa recogidas por la agencia oficial iraní, IRNA, Hayizadeh dijo hoy que, en las maniobras, también se probarán otros misiles de corto, medio y largo alcance contra hipotéticas posiciones enemigas, para mantener la preparación para el combate de los Guardianes de la Revolución.