Los españoles residentes en Uruguay disfrutaron y festejaron hoy el éxito de su selección de fútbol en la Eurocopa 2012 y se mostraron orgullosos por haberse convertido en el primer equipo en ganar tres torneos internacionales seguidos.

La numerosa colonia española en Uruguay, compuesta por unas 60.000 personas, prefirió ver el partido, que fue transmitido en abierto por la televisión pública uruguaya, en sus hogares o con sus amigos, si bien los aficionados también se congregaron en bares y restaurantes para contemplar el éxito de la Roja.

La embajada de España en Montevideo acogió a varias decenas de personas, en su mayoría funcionarios de diversas instituciones españolas que trabajan Uruguay, y que acudieron a ver la final de la Eurocopa rodeados de amigos y entre los colores rojo y amarillo de la bandera.

La tensión del partido se notó fundamentalmente en la primera mitad, si bien, al revés que en la pasada final del Mundial de Sudáfrica 2010 o en la Eurocopa de 2008, el gol tempranero de David Silva en el minuto 14 relajó pronto a los espectadores, que disfrutaron con soltura de los goles y la exhibición de juego del equipo dirigido por Vicente del Bosque.

Según expresó a Efe el embajador español en Montevideo, Roberto Varela, el triunfo del combinado español se sintió como "una gran noticia" en Uruguay y destacó el hecho de haber podido compartirlo con la comunidad que trabaja en la legación y con los españoles que residen en el país.

Además, apuntó que un triunfo de estas características "genera un tipo de alegría compartida y como se sabe, las preocupaciones compartidas disminuyen y las alegrías compartidas aumentan", lo que consideró algo "muy bueno para España" en estos momentos de incertidumbre.

"Por eso es necesario mandar un saludo a toda España, y a la selección, que nos ha hecho pasar un momento muy feliz a todos los españoles que viven en Uruguay, y que casi con total seguridad lo estarán todos celebrando", culminó Varela.