Hoy, entra en vigor la nueva regulación europea que rebaja los precios por utilizar el móvil entre países dentro de la Unión Europea (UE), coincidiendo con el inicio de las vacaciones estivales para muchos ciudadanos europeos.

El acuerdo, que será de aplicación obligatoria tras su publicación en el Diario Oficial de la UE, establece precios máximos más bajos durante los próximos tres años.

Por lo que respecta a los precios tope minoristas, hacer llamadas con el móvil desde el extranjero en el espacio comunitarios pasa a costar de los 35 céntimos de euro actuales por minuto (sin IVA) a 29 céntimos, en tanto que bajará a 24 céntimos el 1 de julio de 2013 y a 19 céntimos en 2014.

Las llamadas recibidas pasan a costar como máximo 8 céntimos por minuto (desde los 11 que costaban), mientras que en julio de 2013 caerán a 7 céntimos y a 5 céntimos en 201.

Los SMS tendrás como nuevo costo 9 céntimos (frente a los 11 actuales) y su precio se rebajará hasta los 8 y 6 céntimos respectivamente en 2013 y 2014.

La descarga de datos (para la que no había un máximo minorista establecido por ley) pasa a valer un máximo de 70 céntimos por MB y caerá hasta los 45 céntimos en julio en 2013 y hasta los 20 céntimos en 2014.

Por lo que respecta a tarifas mayoristas, las compañías se tendrán que pagar entre sí en lugar de 18 céntimos por minuto de llamada, como mucho 14 céntimos, mientras que en 2013 el precio caerá a 10 céntimos en 2013, y a 5 céntimos al año siguiente.

Cada SMS pasa a costarles, en vez de 4 céntimos, 3 céntimos.

Por último, los precios mayoristas máximos por descarga de datos con el móvil en itinerancia que podrán imponerse caen desde los 50 céntimos a los 25 (15 céntimos en 2013 y 5 céntimos en julio de 2014).

El objetivo de la Comisión Europea cuando propuso esta legislación era "aproximar a cero", para 2015, la diferencia entre las tarifas del uso del móvil en el extranjero a los precios por su uso a nivel nacional.

Para lograr ese objetivo, también prevé la posibilidad de contratar, desde el 1 de julio de 2014, servicios "roaming" por separado del contrato de llamadas o datos nacional manteniendo el mismo número, lo que según la UE impulsará la competencia y el desarrollo de operadores virtuales.

Ésta es la tercera normativa europea que impone tarifas más bajas en itinerancia desde 2007 y sustituye a la está en vigor hasta ayer.